El Govern hace un estudio para subir los tributos de las donaciones universales

 http://ultimahora.es/noticias/local/2017/01/31/245324/govern-hace-estudio-para-subir-tributos-donaci...



Europa obliga a la banca a devolver el dinero cobrado 

por las cláusulas suelo.

http://www.abc.es/economia/abci-justicia-europea-obliga-banca-espanola-devolver-todas-clausulas-suel...



Una Sentencia declara exenta del IRPF la prestación por maternidad

El TSJ de Madrid, en Sentencia de 6 de julio de 2016, devuelve a una contribuyente el IRPF de la prestación por maternidad del ejercicio 2009. Esta sentencia abre la puerta a futuras reclamaciones.
La Sala considera que la interpretación que realiza la AEAT de la normativa no es la acertada, pues la prestación por maternidad percibida de la Seguridad social está incluida forzosamente en el tercer párrafo del artículo 7 h) LIRPF, que reconoce el beneficio tributario.
La mencionada sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha declarado que la prestación por maternidad que abona la Seguridad Social está exenta del IRPF, lo cual va en contra el criterio seguido por la Agencia Tributaria.
Ahora bien, el efecto de la sentencia se circunscribe al caso en litigio y no genera jurisprudencia ni obliga a la Agencia Tributaria a modificar su criterio, aunque sí abre la puerta a que las contribuyentes que han cobrado la prestación por maternidad desde 2012 (los periodos anteriores están prescritos) reclamen la devolución del IRPF.
Es decir, Hacienda seguirá negando la exención y habrá que acudir a la vía de devolución, pero la sentencia parece que anima a solicitarla.
La prestación por maternidad de Seguridad Social durante las 16 semanas de baja por ese motivo por importe de la base de cotización, es abonada por ese organismo y se viene considerando rendimiento del trabajo por la Agencia Tributaria. ¿De dónde viene, pues, que el TSJ incluya esta prestación entre las rentas exentas de la Ley del IRPF?
Un sms que se hizo viral en su día, instaba a los contribuyentes a reclamar la devolución del IRPF aplicado sobre las prestaciones por maternidad, en una interpretación del art. 7 h) de la Ley del IRPF contraria al criterio de Hacienda, que igualaba las prestaciones por maternidad satisfechas por la Seguridad Social (que tributaban como rendimientos del trabajo) y las percibidas de otros entes o administraciones (que estaban exentas). Ello dio lugar a la presentación en la Agencia Tributaria de diversos escritos solicitando la rectificación de las declaraciones de IRPF de los ejercicios 2009 a 2012 para que se les devolviera lo correspondiente a la supuesta exención de las cantidades satisfechas por la Seguridad Social en concepto de prestación por maternidad.
Ante eso, en 2013 la Agencia se vio obligada a emitir una nota informativa negando la exención fiscal. Con eso, la cuestión entró en un punto muerto hasta ahora, en que el TSJ de Madrid ha dado la razón a una contribuyente que solicitó la devolución de 3.135 euros que pagó en concepto de IRPF al recibir una prestación por maternidad de 11.679 euros.
Como hemos dicho, se prevé que Hacienda deniegue la solicitud y que la sentencia anime a otros contribuyentes a reclamar la devolución de estas cantidades, que deberá hacerse primero acudiendo al Tribunal Económico Administrativo y posteriormente, al Tribunal Superior de Justicia de la CCAA respectiva. Vía que, mientras no cambie la norma, es la adecuada para evitar la posible sanción por no tributar lo debido por la prestación.
Documentos comentados:
- Texto de la Sentencia Sentencia del TSJ de Madrid de 6 de julio de 2016
- Informe de la Agencia Tributaria Nota de la AEAT sobre el tratamiento en el IRPF de las prestaciones públicas de maternidad satisfechas por la Seguridad Social



FISCAL: ¿CUÁL ES EL TIPO DE IVA APLICABLE EN LA RENOVACIÓN Y REPARACIÓN DE VIVIENDAS?

Distinguir dos situaciones con el objetivo de acotar los requisitos necesarios para que pueda ser aplicable el tipo reducido del Impuesto sobre el Valor Añadido -IVA- (actualmente el 10%); así, distinguiríamos cuando un proyecto de obras puede o no puede ser calificado como rehabilitación.

PUEDE SER CALIFICADO COMO REHABILITACIÓN.

             Para determinar si las obras realizadas son de rehabilitación y tributan al tipo reducido del 10%, habrá que actuar en dos fases:

             1ª.- Será necesario determinar si se trata efectivamente de obras de rehabilitación desde el punto de vista cualitativo. Este requisito se entenderá cumplido cuando más del 50% del coste total del proyecto de rehabilitación se corresponda con obras de consolidación o tratamiento de elementos estructurales, fachadas o cubiertas o con obras análogas o conexas a las de rehabilitación.

             2ª.- Una vez cumplida la primera fase, se procederá a analizar el cumplimiento del requisito cuantitativo, esto es, que el coste total de las obras o el coste del proyecto de rehabilitación exceda del 25% del precio de adquisición o del valor de mercado de la edificación antes de su rehabilitación con exclusión del valor del suelo.

             Una vez calificadas las obras de reforma como de rehabilitación, tributarán al 10% la colocación e instalación de grifería, caldera, bancadas de mármol, azulejos, parquet, paredes de pladur, pavimento, puertas de paso, mamparas, sanitarios, iluminación de cocinas y baños, instalaciones de climatización, escayola, radiadores y pintura.

             De igual forma tributará al 10% (según artículo 91.uno.3.2º de la Ley 37/1992) la venta con instalación de muebles de cocina y baño que realice la empresa encargada de la reforma de la vivienda siempre que las obras de reforma se califiquen de rehabilitación en los términos establecidos en párrafos anteriores.

             Por el contrario, las entregas con instalación de electrodomésticos que realice la empresa que lleva a cabo la reforma de la vivienda tributarán por el IVA, en todo caso, al tipo general del 21%.

NO PUEDE SER CALIFICADO COMO REHABILITACIÓN.

             Cuando un proyecto de obras no pueda calificarse como de rehabilitación debe tomarse en consideración lo dispuesto por el artículo 91.Uno.2.10º de la Ley 37/1992, según el cual se aplicará el tipo impositivo reducido del 10% a las prestaciones de servicios consistentes en la renovación y reparación realizadas en edificios o partes de los mismos destinados a viviendas, cuando se cumplan los siguientes requisitos:

  1. Que el destinatario sea persona física, no actúe como empresario o profesional y utilice la vivienda a que se refieren las obras para su uso particular.
  2. Que la construcción o rehabilitación de la vivienda a que se refieren las obras haya concluido al menos dos años antes del inicio de éstas.
  3. Que la persona que realice las obras no aporte materiales para su ejecución o, en el caso de que los aporte, su coste no exceda del 40% de la base imponible de la operación.

             Atendiendo a lo establecido en el artículo 91.Uno.2.10º de la Ley 37/1992, deben considerarse materiales aportados por el empresario o profesional que ejecuta las obras de renovación o reparación realizadas en edificios o partes de los mismos destinados a viviendas todos aquellos bienes corporales que, en ejecución de dichas obras, queden incorporados materialmente al edificio, directamente o previa su transformación, tales como los ladrillos, piedras, cal, arena, yeso y otros materiales. 

             Si se supera el  límite del 40%  en el coste de los materiales aportados, la ejecución de obra de renovación o reparación tendrá la calificación de entrega de bienes y, por consiguiente, tributará, toda ella, al tipo general del Impuesto del 21%.

             Las entregas con instalación de electrodomésticos que realice la empresa que lleva a cabo la reforma de la vivienda tributarán por el Impuesto sobre el Valor Añadido, en todo caso, al tipo general del 21%, aunque se efectúen conjuntamente con la ejecución de las obras calificadas como de rehabilitación o como de renovación.

Fuente información: Supercontable.com

 


FISCAL: CALIFICACIÓN A EFECTOS DEL IS DEL ARRENDAMIENTO DE UN HOTEL CUYA GESTIÓN SE HA SUBCONTRATADO A UN TERCERO


Consulta DGT V0660-16, de 17 Feb

Se eleva consulta sobre si la actividad de arrendamiento de inmuebles, que se desarrolla a través de un contrato de gestión, con un gestor vinculado que dispone de los medios materiales y humanos necesarios para prestar a la consultante los servicios comprometidos, puede calificarse como actividad económica a los efectos del Impuesto de Sociedades.

La particularidad del caso, resuelto por la DGT en Consulta de 17 febrero 2016, reside en que la arrendataria financiera de un hotel, ha derivado la gestión y administración del inmueble a un gestor que dispone de sus propios medios materiales y humanos para la prestación de los servicios.

En el Impuesto sobre Sociedades, el concepto de actividad económica es un concepto autónomo, a diferencia de lo que sucede en otros impuestos, y se remite al funcionamiento empresarial societario, lo que llevado al ámbito del arrendamiento de inmuebles implica que esta actividad tendrá la condición de económica cuando para su ordenación se utilice, al menos, una persona empleada con contrato laboral y jornada completa.

En el caso, este requisito queda suplido por la subcontratación de la gestión a sociedades especializadas, lo que permite afirmar que la explotación del hotel en régimen de arrendamiento es una actividad económica, siendo irrelevante que la explotación se realice a través de medios que están externalizados a un tercero.

Normativa aplicada: art. 5 (Ley 27/2014).

 

MERCANTIL: LA DELIMITACIÓN DE LA RESPONSABILIDAD DE LOS ADMINISTRADORES. ACCIÓN DE RESPONSABILIDAD OBJETIVA


SAP Madrid (Sección 28) 50/2016 de 9 de febrero.

Nos parece interesante destacar la reciente Sentencia de la Audiencia Provincial de Madre, que recoge algunas particularidades de la acción que se ejercita contra los administradores de la sociedad incursa en causa de disolución (art. 367 TRLSC). Además de abordar los requisitos para el ejercicio de la acción, el Tribunal, se detiene a analizar el momento relevante para que la deuda susceptible de reclamación quede amparada por este régimen de responsabilidad. 


Pasamos seguidamente a reproducir el texto de la Sentencia: 


"El primer requisito para que surja el deber del administrador de responder por deudas sociales (que al tiempo de los hechos que enjuiciamos estaba prevista en los artículos 262.5 del TRLSA y 105.5 de la LSRL y luego ha pasado al artículo 367 del vigente TRLSC) es la existencia de un derecho de crédito contra la sociedad que sea posterior al acaecimiento de la causa de disolución (esta última exigencia se explicitó con la reforma introducida por Ley 19/2005 , que entró en vigor el 16 de noviembre de 2005). Para poder asignar a una deuda susceptible de quedar amparada por este régimen legal de responsabilidad la condición de posterior al acaecimiento de la causa de disolución ha de atenderse al momento de generación de la misma . Tratándose del régimen obligatorio derivado de un negocio jurídico (como es aquí el caso), eso significa referirse al tiempo en el que se contrajo el compromiso de realizar una prestación ( artículos 1088 , 1089 y 1091 del C. Civil ), en este caso la de pagar el precio del material adquirido, pues desde entonces la obligación ya existía y era eficaz. La fecha relevante a estos efectos sería, por lo tanto, la del momento en el que se hubiese contraído la obligación (sin perjuicio de las particularidades propias de cada tipo de negocio o relación jurídica), no la de la forma de pago (plazos, etc) o la de su reclamación judicial. Este criterio de atender al momento en el que se contrae la deuda es además el más coherente con la finalidad perseguida por los artículos 105 de la LSRL y 260 del TRLSA (ahora artículos 356 y 367 del TR de la LSC ), pues se pretende con ello el prevenir que la sociedad siguiese adquiriendo nuevos compromisos que le obligasen, que con toda probabilidad no podría atender, estando ya incursa en causa de disolución, cuando lo que debería haberse hecho es no seguir operando en el tráfico mercantil sino emprender los trámites legales para hacer efectiva su definitiva liquidación (o hacer lo necesario para remover la concurrencia del motivo 4 que hacía exigible la disolución)."



Asimismo, la Audiencia Provincial, también recoge de pasada, la distinción entre la acción del art. 367 TRLSC con la acción individual de la siguiente forma: 

"La simple mención que en el encabezamiento de la demanda se efectúa a la acción de responsabilidad "individual" es completamente inespecífica porque, por contraposición a lo que sucede con la denominada acción "social" prevista en el artículo 134 L.S.A . (cuyo objeto no es la satisfacción del derecho de crédito del demandante sino la recomposición del patrimonio social eventualmente quebrantado por la conducta del administrador contra el que se dirige la demanda), tan individual es la acción de responsabilidad del Art. 135 L.S.A . como la del Art. 105-5 L.S.R.L ., estribando la diferencia entre ambas en que, mientras que a través de la primera de ellas lo que se exige es una responsabilidad por daño (de manera que es preciso acreditar que el acreedor padeció un quebranto directo causalmente vinculado a un comportamiento antijurídico del administrador ), lo reclamado a través de la segunda es una responsabilidad por deudas (responsabilidad que nace por el simple hecho de que el administrador haya observado una conducta omisiva en presencia de una causa de disolución obligatoria , sin que se precise la existencia de un daño ni la prueba de vínculo causal alguno)."


 

FISCAL: CAMBIO DE TRIBUTACIÓN DE LAS SOCIEDADES CIVILES


Desde el 1 de enero de 2016, las sociedades civiles con objeto mercantil pasarán a tributar por el impuesto de sociedades. A continuación, pasamos a reproducir la comunicación que la Agencia Tributaria está enviando a los contribuyentes:


"Estimada/o contribuyente:

El objeto de esta comunicación es informarle de que a partir del 1 de enero de 2016, el artículo 7.1 de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades, ha modificado la tributación de las sociedades civiles con objeto mercantil que han pasado a ser contribuyentes y tributar por el Impuesto sobre Sociedades, dejando de tributar en régimen de atribución de rentas en el IRPF.

La disposición transitoria decimonovena de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas ha establecido un régimen fiscal beneficioso para las sociedades civiles con objeto mercantil que acuerden su disolución y liquidación antes del 30 de junio de 2016 y realicen el resto de actos para su extinción antes del 31 de diciembre de 2016. Hasta la finalización del proceso de extinción la sociedad civil, siempre que se cumplan los plazos anteriores, continuará aplicando el régimen de atribución de rentas. Si no se cumplen dichos plazos la sociedad civil tendrá la consideración de contribuyente del Impuesto sobre Sociedades. 

De acuerdo con la doctrina establecida en las consultas de la Dirección General de Tributos:

- Las sociedades civiles tendrán personalidad jurídica a efectos tributarios si la entidad se manifiesta como sociedad civil ante la AEAT en el momento de solicitar el NIF. 

- Las sociedades civiles tendrán objeto mercantil si realizan una actividad económica, salvo las actividades agrícolas, ganaderas, forestales, mineras, pesqueras o de carácter profesional acogidas a la Ley 2/2007, de 15 de marzo, de Sociedades Profesionales. 

Todas estas cuestiones están disponibles en la página de Internet de la AEAT en el documento de "Cuestiones censales de las sociedades civiles" que se encuentra en la página de Internet de la AEAT en Impuestos / Impuesto sobre Sociedades / Información general / Períodos impositivos iniciados a partir de 1 de enero de 2015 / Sujetos pasivos / Sociedades civiles / Instrucciones en relación con las sociedades civiles como contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades. 

La dirección electrónica de Internet es: 

www.agenciatributaria.es/AEAT.internet/Inicio/Segm... y profesionales/Empresas/Impuesto sobre Sociedades/Periodos impositivos a partir de 1-1-2015/Sujetos pasivos/Sociedades civiles. 

De acuerdo con esta modificación legal, todas las sociedades civiles con objeto mercantil que, por lo tanto, pasan a ser contribuyentes y tributar por el Impuesto sobre Sociedades dejando de tributar en régimen de atribución de rentas, deben modificar su situación censal antes del 30 de junio según cada una de las situaciones que se recogen en el documento informativo adjunto a esta carta. En caso de que no la modifiquen, a partir del 1 de julio de 2016 la Agencia Tributaria iniciará un procedimiento de modificación censal de oficio.


Las modificaciones censales se pueden realizar:

  • mediante la presentación de los modelos 036 correspondientes. 
  • a través de la opción "Modificación de mis datos censales" que se encuentra en "Trámites destacados" de la Sede electrónica de la AEAT (www.agenciatributaria.gob.es). 
  • Si quiere presentar los modelos 036 por Internet o utilizar la opción de "Modificación de mis datos censales" dispone de dos opciones:
  • Certificado electrónico de la entidad. Puede consultar cómo se solicita dicho certificado en la página de Internet de la Agencia Tributaria en el apartado "Acceda directamente" en la cuarta opción destinada a "Certificado electrónicos". 
  • CL@VE PIN del representante legal de la entidad, siempre que disponga de un apoderamiento general para trámites tributarios o un apoderamiento específico para presentación del modelo 036. 

Para cualquier duda que tenga sobre el contenido de esta carta puede llamar al teléfono de información tributaria 901 33 55 33. 

AGENCIA ESTATAL DE ADMINISTRACIÓN TRIBUTARIA"

 

FISCAL: LOS ASESORES FISCALES PRESENTAN 20 RECOMENDACIONES PARA CONFECCIONAR LA RENTA

El REAF-REGAF ha realizado recomendaciones de cara a la campaña de la renta 

1 Si es mayor de 65 años y transmite un bien o derecho con ganancia patrimonial que puede dejar exenta reinvirtiendo el importe obtenido de la operación en una renta vitalicia, le interesa analizar si quiere “consumir” todo o parte del máximo de 240.000 euros de reinversión en esa ganancia, porque el límite es por contribuyente y conviene “consumirlo” en las operaciones con mayores ganancias. 

2 Si se ha producido en 2015 una transmisión con estas características y la reinversión no se produce, en todo o en parte, hasta 2016, no se le olvide hacerlo constar en esta declaración. 

3 Si es taxista que tributa en módulos, y va a transmitir la licencia, para dejar una parte de la misma exenta le interesa transmitir a familiares o esperar a la jubilación para hacerlo, porque así podrá reducir la ganancia que tributa, y todo ello cuanto antes, porque se han “congelado” los coeficientes reductores de estas ganancias. 

4 Si en 2015 ha realizado una operación a plazos, que genera ganancia patrimonial, puede imputarla a medida que cobre los plazos, pero debe de optar por ello en esta declaración. 

5 Si va a recibir un “bonus” o un premio de permanencia en la empresa donde trabaja, tiene que analizar, primero, si puede aplicarle la reducción del 30% por irregularidad porque no haya reducido en los 5 años anteriores otra retribución y, segundo, si le conviene hacerlo porque en los 5 años siguientes no tenga previsto recibir otra retribución similar y mayor. 

6 Si ha transmitido bienes o derechos adquiridos antes de 31 de diciembre de 1994, es mejor que estudie si le interesa “consumir” parte de los 400.000€ que tiene de límite como contribuyente para reducir las ganancias de este tipo de bienes con coeficientes de abatimiento, ya que dicho importe es un límite por contribuyente para toda su vida para las transmisiones que se puedan producir de elementos con esa antigüedad. 

7 Si ha transmitido en 2015 su vivienda habitual y con el importe obtenido piensa adquirir otra, puede exonerar la ganancia patrimonial que se le haya producido. No obstante, si la reinversión no la ha efectuado aún (tiene un plazo de 2 años para ello), no deje de hacerlo constar en la declaración. 

8 Si ha transmitido acciones de empresas de nueva o reciente creación, adquiridas entre el 7 de julio de 2011 y el 29 de septiembre de 2013, habiendo aplicado la deducción correspondiente y habiéndolas mantenido el mínimo de 3 años, y piensa exonerar la ganancia obtenida reinvirtiendo en acciones similares, debe de comunicarlo en esta declaración si la reinversión no la ha materializado en 2015. 

9 Si ha comprado coche en 2015 y ha recibido al subvención del Plan PIVE, no se olvide de incluirla en su declaración. 

10 Si realiza actividades económicas, no tiene que llevar contabilidad conforme al Código de Comercio y efectivamente sólo lleva libros registros, puede interesarle acogerse a imputación por el criterio de caja en 2016 y siguientes (imputará ingresos y gastos a medida que cobre o pague) pero, para ello, es imprescindible marcar la correspondiente casilla en la autoliquidación de 2015. 

11 Si ha realizado en 2015 operaciones vinculadas por ser socio con un 25% de participación o más en la entidad, administrador de una sociedad o familiar de uno o de otro, asegúrese de que ha valorado las mismas a valor de mercado. 

12 Si se ha jubilado en 2015 y va a recibir prestaciones de sistemas de previsión social a los que hizo aportaciones antes de 2007, piense si le conviene cobrar todo o parte en forma de capital este año o en otro posterior, reduciendo en un 40% la prestación en forma de capital correspondiente a las aportaciones realizadas antes de dicho año. Además, sepa que esa opción solo la tendrá hasta 31 de diciembre de 2017. 

13 En caso de separación o divorcio, si satisface por decisión judicial pensión compensatoria o anualidades por alimentos al cónyuge y/o anualidades por alimentos a los hijos, también por decisión judicial, asegúrese de por cuál de estos conceptos paga, porque cada uno tiene un tratamiento diferente en su Renta. 

14 Si ha efectuado donativos recurrentes y otros distintos, dedique un momento de reflexión a este apartado de la declaración para optimizar la deducción. 

15 Si tuvo participaciones preferentes y en 2015 ha obtenido un acuerdo con la entidad bancaria homologado judicialmente, debe decidir cómo quiere que tribute la operación y esta decisión es relativamente compleja. Si lo que consiguió es una sentencia de nulidad del contrato, no tiene opciones diferentes, pero también tendrá que revisar con cuidado la tributación de la operación. 

16 Si en 2015 ha hecho aportaciones a sistemas de previsión social y por insuficiencia de base o por el límite del 30% de la suma de rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas no puede reducir el importe total de los 8.000 euros aportados, debe de solicitar en esta autoliquidación la reducción del exceso en los 5 ejercicios siguientes. 

17 En caso de familias, deben de analizar si les interesa o no declarar de manera conjunta, sabiendo que, una vez ejercitada la opción, no se podrá modificar. 

18 Si fuera un contribuyente que viniera aplicando el régimen de impatriados, como se ha modificado, en caso de que quiera seguir con el vigente en 2014 deberá optar a ello presentando declaración con el antiguo modelo, nº 150, en lugar de hacerlo con el nuevo, el nº 151. 

19 Si la declaración de 2015 de Renta o de Patrimonio le sale a ingresar, recuerde que lo más cómodo es domiciliar el pago, pero en ese caso el plazo de presentación finaliza el día 25 de junio, en lugar del 30. 

20 Si después de presentar la Renta 2015 se da cuenta de que ha cometido un error, debe de seguir las siguientes recomendaciones: si se ha confundido en su contra, en cualquier momento puede solicitar que la Agencia Tributaria le rectifique la autoliquidación y le devuelva la cantidad ingresada de más o que le incremente la devolución solicitada en principio; si se ha equivocado a su favor, deberá presentar cuanto antes la correspondiente declaración complementaria. Si lo hace antes de que termine el plazo de declaración no tendrá ningún problema, si lo hace voluntariamente después deberá pagar un recargo por presentación extemporánea pero, si da lugar a que sea la Administración la que le regularice, es posible que se le imponga una sanción. 

EN  PALMA, A 20 DE ABRIL DE 2016 

Fuente: reaf-regaf